SISTEMA INTEGRAL DE TRANSPORTE DE TIJUANA - SITT

SISTEMA INTEGRAL DE TRANSPORTE DE TIJUANA – SITT

(Concepto General)

Hablar del transporte en Tijuana cuyos intentos de dar solución al tema de movilidad en lo especifico con la visión integral de la operación de uno de los componentes primordiales en los servicios públicos en materia de operación de transporte público en la modalidad de masivo, cuya relación en cobertura y oferta y demanda se ha incursionado arbitrariamente careciendo de planeación en distintos tiempos de la administración municipal, hoy el ayuntamiento cuenta con el apoyo de la federación para el desarrollo de un proyecto de movilidad a gran escala aportando a fondo perdido un recurso que impactara y restructurara un sistema eficiente de transporte, el cual pondrá la piedra angular en la transformación operacional y administrativa con una visión integral a corto y mediano plazo la cual objetivamente resolverá la relación entre los deseos de viaje de los usuarios, su economía y las infraestructuras requeridas con accesibilidad universal para el desarrollo óptimo en calidad y seguridad en la oferta del servicio.

El alcance de este proyecto de movilidad masiva por parte del promotor, el H. Ayuntamiento de Tijuana, tanto en lo relativo al diseño funcional como también al operacional, Este proyecto también se le denomina “Sistema Integral de Transporte Tijuana -SITT”, inicialmente cubrirá el 30% de la cobertura actual ofertada del transporte masivo, el cual se introducirá tocando operacionalmente todas las delegaciones de esta ciudad y progresivamente en la integración y participación de los operadores existentes al esquema, paulatinamente lograra la cobertura total requerida.

La evaluación del proyecto del “Sistema Integral de Transporte Tijuana” –SITT- el cual pretende implantarse en el Caudal Puerta México-El Florido, así como en sus dos sub-cuencas de movilidad en el municipio de Tijuana Baja California permitirá atender las principales cuencas y atractores de movilidad del Municipio de Tijuana.

En las últimas décadas el municipio de Tijuana ha sufrido una profunda transformación registrando un crecimiento poblacional anual promedio superior al 5%, este incremento provoco que la urbe duplique su población en solo 30 años, pasando de 747,381 habitantes en 1990 a 1,559,683 en 2010. La presión demográfica ha provocado una fuerte expansión territorial de la mancha urbana, equivalente a 3.5 hectáreas diarias, como consecuencia la urbe registra un significativo reto para los procesos de planeación del desarrollo urbano y la provisión adecuada de servicios, entre los cuales se incluye la movilidad masiva.

La situación actual de la movilidad en el caudal Puerta México-El Florido y las dos sub-cuencas en el Municipio de Tijuana es el resultado de un complejo marco multifactorial de variables, las cuales para fines del presente se clasifican en cuatro grandes grupos de problemáticas, estas variables por sí mismo son causa y efecto de sí mismas:

La tendencia inercial del modelo de transporte colectivo en el Municipio de Tijuana ha generado una problemática de ineficiencia operativa lo cual repercute en altos costos generalizados de viaje, la cual tiene una serie de repercusiones directas en la calidad del servicio brindado a los usuarios, el congestionamiento del piso vial, las mermas en los ingresos del sistema, aumento en las emisiones contaminantes, el aumento del costo operativo por kilómetro, así como la transferencia de las ineficiencias a la tarifa pagada por los usuarios. El modelo vigente de gremios transportistas plantea una serie de problemáticas vinculada con la ausencia de incentivos ligados al ingreso hacia la calidad del servicio, así como el cumplimiento de estándares operativos y de seguridad.

El transporte púbico registra una pulverización de la oferta con unidades no necesariamente aptas para el transporte masivo. Adicionalmente, registra los vicios identificados en otras ciudades como “Guerra de Centavo” y “Hombre-camión” aunado al esquema de gremial de renta de permisos a conductores cuyas ineficiencias operativas registran incentivos perversos para su solución, ya que estas son trasladadas a la tarifa pagada por los usuarios sin menoscabo de un mejor servicio.

El diseño operacional actual es el resultado de una dinámica inercial, la cual desvincula los patrones de movilidad de los usuarios y su vez, genera centros de transferencia ficticios que penalizan el pago reiterado de la tarifa, ya que estos centros de transferencia responden a una ausencia de una actualización de las rutas con los nuevos patrones de movilidad de la urbe, como el caso de la “5 y 10”.

La relación de oferta-demanda de transporte público en la cuenca Puerta México-El Florido con sus dos sub-cuencas de movilidad registra una compleja problemática, por una parte la ciudad de Tijuana experimentó en las últimas décadas un crecimiento poblacional significadamente alto, lo cual provocó un aumento paulatino de la demanda. Mientras que por parte de la oferta, el crecimiento inercial de unidades de transporte público ha generado una fragmentación del servicio en unidades no necesariamente eficientes para cumplir con las necesidades de la creciente demanda, como consecuencia el transporte público en el caudal de movilidad Puerta México-El Florido, así como las dos sub-cuencas Santa Fe-Otay y Cerro Colorado–Zona Centro han incrementado los costos generalizados de viaje, mientras que el incremento de unidades contribuyeron a aumentar el nivel de congestionamiento vial en perjuicio de la reducción de las velocidades promedio de los buses, por ende, así como el incremento de los tiempos de traslado necesarios para que los usuarios alcancen sus respectivos puntos de atractores de movilidad.

El objetivo específico del proyecto consiste en aumentar los niveles de eficiencia y seguridad operativa del transporte público que opera en la troncal Puerta México-El Florido, así como las sub-cuencas de movilidad de Santa Fe-Otay y Cerro Colorado (Mariano Matamoros)-Zona Centro, mediante la implantación de un modelo de transporte masivo, tronco-alimentador, el cual permita reducir los altos Costos Generalizados de Viaje y Tiempo-, así como las deficiencias de movilidad que esta problemática conlleva como aumento paulatino de la tarifa, reducción de emisiones de gases efecto invernadero, incentivo a la expansión del transporte motorizado privado, esto a través de la implantación de un modelo integral de movilidad en la principal cuenca de movilidad de la urbe y sus dos sub-cuencas.

El H. Ayuntamiento de Tijuana está trabajando en transformar la red de movilidad urbana a través de la implementación de un Sistema Integral de Movilidad que atienda la principal caudal de movilidad de ciudad identificada en Puerta México-El Florido, así como las dos sub-cuencas, esto mediante tres esquemas operativos ; i) Troncal, 2) Pre-Troncal y 3) Alimentador, que conforman rutas de servicio para satisfacer cada una de las zonas de interés, generando un sistema abierto ligado con accesorios tecnológicos como es la aplicación de una tarjeta de pre pago sin contacto y lectores, que permitirán el traslado entre las rutas del sistema con su tarifa integrada la cual permitirá un ahorro al usuario.

La cuenca Puerta México-El Florido junto con las dos sub-cuencas (i) Santa Fe-Otay y (ii) Cerro Colorado (Mariano Matamoros)-Zona Centro componen la primera etapa del “Sistema Integral de Movilidad de Tijuana” –SITT- constituyendo los principales caudales de movilidad de transporte público del Municipio de Tijuana, ya que fungen como enlace de transporte a los principales derroteros de Origen-Destino de la Zona Urbana.

En el proyecto integral de movilidad, la implantación de un Corredor abierto en la cuenca de movilidad, denominado Puerta México-El Florido, el cual integra mediante rutas pre-troncales y alimentadoras con las dos sub-cuencas de movilidad de Santa Fe-Otay y Cerro Colorado-Zona Centro. Esta solución de transporte masivo permite una conectividad con el resto de las rutas del Municipio de Tijuana, la cual captara la demanda estimada hasta 250 mil pax/día.

La opción de trazo de la troncal se basa en atender la principal cuenca denominada Puerta México-El Florido, la cual pretende regenerar a través del eje conocido como canal del rio Tijuana”, vías rápidas oriente y poniente, la re integración del tejido urbano, mediante la recuperación de espacios públicos, conexión del desarrollo de usos y ocupación del suelo entre ambos costados mediante accesibilidad universal de puentes y rehabilitación de infraestructura existente así como la detonación y ordenamiento territorial tanto en contexto como en equipamiento en las tres etapas de la zona rio Tijuana, la cual desde su concepción hasta la fecha esta ha segmentado el desarrollo urbano y la movilidad en cada zona.

El proyecto recorre el Municipio de Tijuana desde su extremo norte en el sector Puerta México ‐Línea Internacional, en inmediaciones de la frontera con los Estados Unidos, hasta el suroriente en el sector del Blvd. El Florido, teniendo como eje principal la denominada Vía Rápida oriente y poniente –Rio Tijuana-.

La infraestructura del Corredor en el caudal Puerta México-El Florido y sus dos sub-cuencas del Sistema de Transporte Masivo en la ciudad de Tijuana incluye vías exclusivas en tramos seleccionados (troncales), estaciones, terminales, patios, talleres y centro de control de operaciones , así como la infraestructura complementaria para las rutas pre‐troncales y alimentadoras, las cuales circulas en tráfico mixto.

El sistema integral de transporte incluye las características de prioridad, funcionales y tecnológicas definidas para la modernización del transporte de la zona de impacto del municipio.

Se considera un la implementación de un puente en la zona puerta México (el chaparral) el cual permitirá la conexión directa a la terminal zona centro, para los usuarios del sistema de transporte masivo, entre el cruce fronterizo con la vecina Ciudad de San Diego, y El Centro de la ciudad de Tijuana.

El proyecto incluye la instalación de paraderos a lo largo del trayecto, 2 terminales una en la zona centro y otra sobre el blvd. de los Insurgentes restructuración en accesibilidad universal en puentes vehiculares y puentes peatonales.

Para el sistema de operación en zona centro y rio requiere de carril confinado, ubicados sobre el carril de extrema izquierda y de carril preferencial al extremo de la derecha en ambas vías rápidas, a excepción del tramo, donde el carril pasa a un acotamiento para integrarse al puente en el Blvd. Simón Bolívar.

Los resultados de la evaluación socio-económica indican que se trata de una obra de infraestructura económicamente rentable, la cual presenta ahorros en tiempos de recorrido y significativos ahorros en costos de operación vehicular en comparación con la inversión requerida, con altos impactos en la movilidad de la ciudad incluyendo en la no motorizada.

La implantación del proyecto mejorará sustancialmente el nivel de servicio ofrecido a los usuarios del transporte público en la zona de influencia del municipio, al garantizar una circulación rápida, fluida, segura y aumentar los niveles de eficiencia operativa, lo cual además de lo anterior, puede contribuir a reducir presión sobre aumentos constantes a la tarifa pagada a los usuarios, como resultado a la reducción de los Costos Generalizados de Viaje. En síntesis, con el proyecto se beneficiara en los siguientes aspectos:

  • Reducir los costos de operación a través de eficiencias del sistema, tanto por la disminución de kilómetros de la flota para transportar la misma demanda, como también por reducción del costo por km.
  • Ofrecer comodidad y seguridad para los usuarios.
  • Accesibilidad universal.
  • Dar seguridad a los usuarios al reducirse la posibilidad de accidentes.
  • Mejorar los niveles de servicio.
  • Incremento de la calidad de la superficie de rodamiento de las unidades que circulan por carril confinado.
  • La integración tarifaria permitirá reducir el desembolso de los usuarios en los transbordos, esto en beneficio del fortalecimiento del ingreso familiar.
  • Ahorro en tiempos de traslado, mismo que se podrán destinar para elevar su calidad de vida.
  • Fortalecimiento en la economía y prestaciones sociales de los operadores del volante.
  • Entre otros secundarios

Considerando los beneficios generados por el proyecto, técnico y ambiental, habrá beneficios adicionales durante su construcción, ya que proyecto del “SITT” genera beneficios sociales significativos.

El análisis sugiere que en el año de 2016 es el momento óptimo de inicio de operaciones, por lo que es necesario iniciar el periodo de inversión en 2015. Con base en los resultados obtenidos, se concluye que la realización del proyecto es conveniente desde el punto de vista de la rentabilidad social.